25 de septiembre de 2013

BALANCE, de Christoph y Wolfgang Laueunstein

"La avaricia de la humanidad es insaciable". Aristóteles



Balance” es una animación de ocho minutos en stop-motion de los hermanos Christoph y Wolfgang Laueunstein que se llevó el Oscar al mejor cortometraje de animación en 1990.
Cinco individuos, una plataforma y una inquietante atmósfera son los elementos que los Laueunstein necesitaron para recrear esta alegoría sobre la avaricia.
Bajo un prisma genuinamente surrealista, la historia narra cómo deben mantenerse con vida, un grupo de cinco figuras sin rasgo alguno de individualidad, encima de una plataforma y en un estado permanente de ingravidez.  
Como en un sueño, el porqué están ahí no importa, su única prioridad es distribuirse uniformemente y mantener celosamente la frágil estabilidad de la plataforma. Cada movimiento, cada posición es vital.
Una extraña sociometría que se verá alterada por la aparición en escena de un nuevo elemento: una caja. Discordia añadida, muy pronto se evidenciará la fragilidad del grupo condenándolo inexorablemente a su autodestrucción. Nunca mejor dicho aquello de "el avaro desollaría a un piojo para obtener su piel". 
Tanto la ausencia de diálogos, sólo un lejano pero perceptible crujido de la balsa, como la preeminencia de grises se confabulan perfectamente con el dramatismo de la acción y dan muestra del buen hacer de sus productores.






Título original: Balance/ País: Alemania del Oeste (RFA)/ Año: 1989/ Director: Christoph y Wolfgang Laueunstein/ Guión: Christoph y Wolfgang Laueunstein/ Fotografía:Animación/ Duración:7 minutos/ Premios: Oscar: Mejor cortometraje de animación.






6 comentarios:

  1. ¡Qué bueno! Menos mal que no lo he dejado pasar ;)

    ResponderEliminar
  2. Excelente, esta alegoría me hace pensar en lo que le sucede al gobierno norteamericano: su avaricia lo ha llevado a un estado de miedos desbordados y debido a ello no le importa pisotear a quien se le atraviese, inclusive hasta a sus "amigos". Claro que individualmente, la avaricia se puede apoderar de cualquier ser humano siempre y cuando se lo permitamos. Me ha encantado este corto y el complemento que le aportas con tu sinopsis.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado el corto. La avaricia no es buena consejera pero es tentadora :)
      Un besazo

      Eliminar
  3. Una mirada tremenda a uno de los sentimientos mas denigrantes del ser humano. No por nada forma parte de los "pecados capitales". Excelente! Un abrazo Marybel :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una reflexión de todos los tiempos, la fascinación que ejerce el dinero en quienes lo poseen y más aún en quienes no lo poseen...
      Gracias. Un fuerte abrazo:)

      Eliminar