12 de marzo de 2013

PYONGYANG... aceptando sus reglas

"Al partido no le importa perpetuarse a sí mismo. Quien tenga el poder no es importante, siempre que la estructura jerárquica permanezca siendo siempre la misma". 1984 de George Orwell.

Portada de ’Pyongyang’, de Guy Deslile Astiberri

Si vas a Pyongyang es aconsejable saber que:
  • Los turistas son considerados una fuente de ideología peligrosa. Esto implica que no podrás salir del hotel ni pasear solo. Se te asignará un guía durante tu estancia en el país. Es obligatorio 
  • No podrás hacer ninguna fotografía ni grabación sin pedir autorización y tampoco podrás hacer uso de teléfonos móviles (aunque esta medida cambió desde que Kim Jong-Un sucedió a su padre). Es obligatorio.
  • Casi todos los lugares están diseñados para la alabanza. Tu primera visita será ir a la estatua de Kim II Sung, el Gran Líder y hacerle una venia . Es obligatorio. 
  • El control sobre la información es una cuestión de estado, no existen agencias internacionales de información y el acceso a Internet es casi inexistente. Probablemente los norcoreanos sean las personas que menos sepan del resto del planeta.
  • No hay carteles publicitarios sólo carteles gubernamentales de carácter político. Sus calles están semidesérticas y la única autopista del país conduce únicamente al museo del Líder. Tampoco hay semáforos. 
  • Si vas a Pyongyang no es aconsejable incumplir las normas ni aconsejable hablar mal del Gobierno mientras estés allí, aunque si sucede algo el principal responsable será tu guía. 
Página de ’Pyongyang’, de Guy Deslile Astiberri

Stevenson dijo que existe una virtud sin la cual todas las demás son inútiles: el encanto y "Pyongyang" lo tiene en profusión.
En 2001, por motivos de trabajo, Guy Delisle, tuvo que trasladarse al último reducto estalinista del planeta, para supervisar una serie de animación para una empresa francesa (muchos estudios europeos para abaratar costes derivan los montajes a países asiáticos). 

Consciente de que pocos extranjeros logran obtener un permiso para entrar en Corea del Norte, decide a modo de diario de viaje, plasmar sus vivencias personales y los conflictos surgidos del brutal choque cultural en “Pyongyang”.
Dueño de un gran sentido del humor y agudo observador de idiosincrasias, Guy Delisle, hace acopio de sus vivencias y desovilla una realidad social que está a caballo entre la pobreza y el culto delirante a sus líderes. Con mirada limpia, sus sencillos dibujos de “ahí estuve yo” y “aqui, esto es así”, nos ofrecen una perspectiva transcultural única que le convierte en un privilegiado etnógrafo. 


"Pyongyang" será llevada al cine próximamente de la mano de Gore Verbinski (Oscar en el 2011 con 'Rango'). Habrá que esperar para ver si la película estará a la altura de su homónimo.




PD: Se me ha ocurrido que cada lectura sugerida en este blog, debería tener una canción que la escolte. Una elección musical por parte de una humilde aficionada, que con mayor o menor acierto, su única pretensión es la de compartir música con los que así lo deseen. ¿Por qué esa selección? Ni idea, quizá por analogía, por reminiscencia o por sugerencia. Caprichosa es la subjetividad. Sí es cierto que nuestras preferencias musicales nos definen, analizar mis  proposiciones sería tan enrevesado como intentar analizarme a mí misma. 

PD II: Sugiero para "Pyongyang" el mítico tema de Pink Floyd: "Another brick in the wall". Sublime.




9 comentarios:

  1. Pero... ¿Gore Verbinski? No sé, no le pega, ¿no?

    ResponderEliminar
  2. Por cierto (esto de que blogger no permita editar el comentario es un rollo), buena idea la de la música acompañante. Temazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que Gore Verbinski quiere demostrarle al mundo su versatilidad. Sólo espero que no participe Johnny Depp...
      Un saludo

      Ah! y es cierto, Blogger necesita mejorar sus servicios...jejeje

      Eliminar
  3. Estupendo reportaje. Aunque, salvando distancias, la cita de Orwell se podría aplicar a cualquier régimen actual. El de Corea del Norte es su expresión más delirante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supremo delirio!! Te dejo el enlace de una adaptación fotográfica del cómic:

      http://www.guydelisle.com/divers/pyongyang_too/index.html

      Eliminar
  4. Me encanta este libro y el tema en general, Corea del Norte me parece un país que supera cualquier ficción. No sabía lo de la adaptación cinematográfica, investigaré. Aunque, puestos a pedir, me gustaría que fuera de animación, tipo Persépolis. Ya veremos...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Persépolis" es una gozada. Y sí, coincido contigo en que sería una buena idea en animación, pero creo el proyecto ha quedado en aguas de borraja. Ya sabes, quienes ostentan el poder, mandan.
      Un abrazo y gracias :)

      Eliminar
  5. Lo del Corea del Norte es para darle de comer aparte. A los demás nos van a acabar llevando por un camino parecido pero sin que nos demos cuenta, de hecho, ya lo hacen. Por lo demás no me parece mal el director, todos tienen sus buenas y malas obras. Además, me gustan las películas gore :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te comunico que no se va a realizar. Como me ha confirmado Gerardo, los coreanos no tienen el mismo sentido del humor. Simplemente se anuló.
      Un saludo y gracias.

      Eliminar