16 de mayo de 2013

LIMÓNOV, de Emmanuel Carrère


"Limónov no es un personaje de ficción. Existe y yo lo conozco" Emmanuel Carrère
Portada de "Limónov" Anagrama
Hay algo perverso en la fascinación que Carrère profesa por Limónov. Emmanuel Carrére es un afamado escritor francés que ha decidido novelar la vida del escritor ruso. Un individuo polémico, bolchevique, bisexual, misántropo entre otros aditamentos, y que cree que la democracia no es más que una palabra bonita. Una especie de Jack London ruso pero con habilidades para la controversia. Una vida novelesca, volátil, peligrosa y no exenta de anécdotas divertidas adheridas a otras deleznables que han servido al francés de materia prima para parir esta especie de biografía crónica. Pero la realidad se bebe a sorbitos. 
"Decidí fiarme de sus libros, porque, por extraño que pueda parecer, Limónov es de fiar. Tendrá muchos defectos, pero no miente, no tienen ningún superego ni se avergüenza de nada". 
Así es. El libro se ha construido a partir de las propias notas autobiográficas de Limónov quedando en entredicho el rigor de la investigación.
Ucrania es el punto de partida. Estamos en 1942 y está a punto de nacer Eduard Veniamínovich Savenko, un escritor sin hogar cuyo lema existencial será: "Lo único fastidioso es morir siendo un desconocido”. 
En su juventud -exiliado soviético- huye a Nueva York donde vive las más variopintas experiencias: vagabundo, mayordomo de un magnate americano y escritor de novelas autobiográficas. Manifestará su admiración a Charles Manson y a cualquier hombre que imponga su perseverancia sobre las convenciones sociales. 
Escritor reputado en París, a medida que pasan los años su inclinación por el bolchevismo se hace más patente. Durante la guerra de los Balcanes se alía con la causa serbia hasta sus últimas consecuencias. Un episodio tristemente conocido en su vida, donde contemporizó con Radovan Karadžić, expresidente serbio acusado de crímenes de guerra contra los musulmanes bosnios y que nos deja capítulos tan detestables como el de Sarajevo. Su salvajismo quedó grabado en un vídeo de la BBC donde se le puede ver disparando un rifle hacia la población bosnia. En este punto, la lectura encrespa el hígado y aunque el escritor se escuda en que disparaba al vacío del cielo lo cierto es que al lector le queda un vacío moral respecto al personaje difícil de rellenar. 
Posteriormente regresó a la moribunda Rusia comunista donde fundó el ilegalizado partido Nacional Bolchevique. Y durante el inmenso desmadre del postcomunismo se ufanó por convertirse en el líder carismático de una generación exasperada. Se erigió como alternativa política de Putin. Quizá su más enconado y reconocido detractor y acabó con sus huesos en la cárcel.
Considerado para unos un fascista y para otros la esperanza democrática de su país, su pericia vital y su dudosa honestidad brindaron a Carrère la oportunidad de crear una novela de aventuras y al mismo tiempo construir un libro sobre la fascinante historia rusa. Un fresco sobre el fin del comunismo y el postcomunismo con un elenco de archiconocidos personajes: Joseph Brodsky, Radovan Karadzic, Mijail Gorbachev o Vladimir Putin. Un análisis histórico sobrio y bien documentado. Lo mejor de la novela. Carrère emplea técnicas de periodismo y confirma su maestría como narrador de biopic. Nos hace reflexionar sobre ese mundo caótico y convulso en el que se mueve su protagonista y sobre el contrasentido humano. Posiblemente una relectura nos descubra matices que la primera vez no percibimos pero lo cierto es que, y lo mires bajo cualquier lupa moral, Limonov es un protofascista que ha flirteado con el terrorismo y ha estado bajo las órdenes de Karadžić. Y aunque se alce como ídolo de las minorías y sea un escritor de culto, cree que: "imponer la democracia es una falacia (...) y los derechos humanos son una herencia del colonialismo católico del XIX".  Desde luego no deja indiferente. 
Carrère ganó con "Limónov" el Premio Théophraste-Renaudot, uno de los más prestigiosos de Francia. 

PD: Os dejo una reseña que me pareció interesante, "La biografía fallida de Limónov" publicada en el periódico ABC.

PD II: Snow Patrol y su tema "Chasing cars"


5 comentarios:

  1. Me gusta la manera en que escribes, hermoso blog...

    ResponderEliminar
  2. Lo intento. Me alegra saber que alguien me lee. Los +1 están bien pero pierden su valor cuando se hacen de forma sistemática y he constatado que es práctica habitual. Creo que mi estilo narrativo no tiene nada de envidiable pero es tu valoración y se agradece. Muchas gracias anónimo lector. Tu blog es?

    ResponderEliminar
  3. Hola Maribel. Te he dejado un premio en mi blog relatoseneltiempo.com.es puedes recogerlo cuando quieras. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es todo un personaje Limonov. Aparte de tu excelente reseña, busque en wikipedia, es un escritor de culto, sería un deleite conocer como desarrolla Carrere esa biografía,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desconocía la existencia de Limonov, pero por algún motivo el título del libro me sugirió que sería interesante, !A veces son los libros quienes de buscan!. No me ha defraudado. Saludos.

      Eliminar