12 de mayo de 2013

LOS TACHADOS, de Roberto Duarte

“Hacer cine permite arreglar problemas. En mi caso la relación entre la familia cambió. Los tachados es una historia universal porque todas las familias tienen un secreto guardado” Roberto Duarte.



"Cuando yo era un chico, vi una foto de un niño en casa de mi abuela, alguien le había tachado el rostro. Cuando le pregunté a mi mamá de esa foto, me dijo que por nada del mundo fuera preguntándole a mi abuela por esas fotos tachadas. Y nunca lo he hecho..".
"Los tachados" es una producción sueca, escrita y dirigida por el cineasta mexicano Roberto Duarte en 2012. Narra la enigmática historia sobre su familia, concretamente de su abuela Esperanza, quien de manera sistemática ha eliminado dos de sus hijos de todas las fotografías del álbum familiar. Atraído por los hechos, desoye la petición de su madre de no inmiscuirse y aprovecha la celebración del nonagésimo cumpleaños de su abuela para viajar a México y averiguar que le sucedieron a sus dos parientes, Yolanda y Randy. La cinta es pues, tanto una investigación documental como una penetrante historia familiar. 
El guión se urde en tres visitas que el director le hace a la matriarca. Tres actos que van de menos a más y que se van concatenando con una fórmula magistral y vibrante. Duarte decide escribir su historia juntando los pedazos y cosiéndolos de la mejor manera posible. Espera entonces que funcione, como el monstruo de Frankenstein. El problema aquí son los zurcidos. Es lógico. Tiene plena conciencia de la complejidad de su empresa y su ética profesional bascula entre que los sentimientos familiares y la honestidad. La primera visita se caracteriza por una conversación sin relevancia. En la segunda una cámara fotográfica husmea en los archivos familiares en busca de alguna foto donde los tachados no lo estén y en la última cita, una cámara de vídeo será testigo de todo el dramatismo final. 
Los diálogos son proteicos a gusto del público y el suspense está bastante bien aceitado. Todo el mundo quiere saber la verdad, incluso, claro está, el espectador. La expectación le lleva en hombros hasta los últimos segundos.
La obra tiene otro agrado. Nos permite espiar su método de trabajo; contemplar el proceso de este magnífico thriller familiar y de paso, ver como saldan viejas cuentas entre ellos. Independientemente de cual sea su naturaleza, la complicidad impuesta por el clan y los años de silencio suponen una pesada losa de consecuencias directamente proporcionales a su importancia. Los fantasmas del título pesan demasiado y la familia habla. 
El tono general de la obra es melancólico, aunque la tristeza nunca llega a embargarnos totalmente. Intenta ser respetuoso y guarda una distancia prudencial llegando incluso a rechazar material grabado. Hay momentos de gran tensión. Es perceptible la incomodidad de Esperanza, mujer de fuerte temperamento, cada vez que alguien nombra a sus vástagos o ese subidón que te invade cuando al final el director se prepara para preguntarle directamente por los eliminados. ¿Era imprescindible hacerlo en público?.

Yo diría que de obligado visionado.

   


PD: Esperanza celebró su cumpleaños con toda su familia. Habló. Su nieto descubrió que la matriarca conservaba una foto de toda la familia sin enmiendas y todos los negativos de las otras. Roberto Duarte recibió numerosas propuestas económicas por todo el contenido de la revelación. Hay cosas que no se pagan con dinero. Nexos
                                                 

3 comentarios:

  1. Hola Mary, una excelente reseña de esta película, de la que no había oído antes, pero según lo que he leído aquí me deja con muchas ganas de verla, aunque no he visto el trailer.
    Abrazos fraternos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Marybel...!!! Me ha encantado esta reseña,cierto es que cada familia tiene sus secretos,sus tachados,si se ve sentimientos muy profundos..Definitivamente quiero verla...Saludos,besos y abrazos...!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Ale y María gracias por vuestra aportación en el blog. Espero consigáis verla, por motivos que desconozco, su difusión fue limitado. Quizá en México si se pueda conseguir, dada que la historia se rodó allí. Yo la ví de casualidad, a los pocos días ya la habían retirado. como si se la hubiese tragado la Tierra.
    Un fuerte abrazo a ambas. :)

    ResponderEliminar