18 de agosto de 2013

INSIDE JOB, de Charles Ferguson

"Los hombres que crearon la crisis salieron con sus fortunas intactas". Inside job


Hubo un momento en la Historia reciente, un breve respiro, pongamos entre la caída del Muro de Berlín y el síncope de Lehman Brothers en que Estados Unidos controlaba en todos los ámbitos. Ya no. Hoy, rige una asfixiante incertidumbre.
En 2010, Charles Ferguson escribe y dirige "Inside job", un documental sobre como se gestó la actual crisis financiera global. Con ceño adusto, analiza la depresión que desde el 2008 tiene en ascuas al Primer Mundo y que está transformando la sociedad. Sus diagnósticos son terroríficos pero contundentes: nos han robado. La crisis actual, no es fruto de la contingencia. Una industria fuera de control, junto a la doctrina desreguladora del neoliberalismo, la avaricia de los banqueros y la decisión de Estados Unidos de vivir por largo tiempo en una nube de fantasías, fueron los responsables. Como consecuencia, la economía global -o al menos sus sofisticados mercados financieros- quedó gravemente herida. 
Entre entrevistas y una montaña de información de archivo, Ferguson descorteza la cebolla. Va quitando capas de lo que se hizo mal desde la Gran Depresión con la subsecuente cogorza del poderío norteamericano. "Después de la Crisis del 29, EEUU vivió cuarenta años de crecimiento económico sin una sola crisis financiera. El negocio estaba fuertemente regulado, la mayor parte de los bancos eran negocios nacionales que tenían prohibido especular con los ahorros de los clientes. Por su parte, los bancos de inversiones que trabajaban con acciones y bonos eran sociedades humildes y privadas." En los años 80 todo eso cambió. Los bancos de inversión se abrieron al público. Se accedió a los fondos de los accionistas y también a la especulación. En Walt Street, la gente empezaba hacerse rica. Este auge dio lugar a una serie de graves crisis. Cada crisis causaba más daño pero el negocio financieros ganaba más y más dinero. 


Ferguson considera a la tolvanera financiera como un subproducto de la corrupción política y, sin medias tintas, señala con el dedo. Puede que interviniesen otras fuerzas globales subyacentes en todo esto pero las decisiones gubernamentales, de Ronald Reagan en adelante, han supeditado a la economía de tal manera que sólo favoreció a la clase adinerada. La economía de mercado estadounidense -tan idolatrada por doquier- ha venido funcionando en beneficio de los de arriba y nadie más, incluso durante los aparentes años prósperos de Bill Clinton. Luego vendría la era George Bush, con su generosa rebaja fiscal a los ricos, el estatismo de Obama -todos cautivados por el vandalismo de Wall Street y el boom inmobiliario- y finalmente el gran tsunami financiero de 2008 cuyas esquirlas, candentes, siguen causando estragos hasta el día de hoy. Quedó demostrado una vez más que fundamentar el crecimiento en el consumo creditalicio es demencial. Necesitamos un cambio de mentalidad. 
El problema es que detrás de esos mercados financieros, esos que provocaron la crisis a costa de sobreendeudamiento y de gobiernos a su merced, existe un ejército de personas influyentes sumidos en doctrinas basura, que bloquean la salida.
"Inside job" no aporta ninguna información nueva que no sepamos en 2013 pero sigue siendo un documental obligatorio. Aviso, terminas de verla y te entran ganas de pegarle a alguien.




PD: "Inside job" ganó el Premio Óscar al Mejor Documental en 2011. En este enlace puede verse subtitulada en castellano.


7 comentarios:

  1. Pues como no la he visto, me la apunto para este fin de semana ;)

    Gracias, además, por el enlace.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, lo he pinchado para agregarlo a favoritos, pero ya han retirado el vídeo del servidor :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo puedes ver en Vimeo. El enlace funciona :)

      Eliminar
  3. RECOMENDADO. Pero se avisa, el que lo vea se va a CABREAR de lo lindo.

    Un abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja a veces, me expreso con vehemencia.
      Gracias Al.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues sí que nos han robado, chica, pero luego siempre hay quien echa la culpa al gobernante españolito de turno. Los de aquí son unos "mataos" y unos ladrones también, pero esta crisis que no parece llegar a su fin nunca no se forjó en tierras europeas, sino allende los mares, en el país donde (en teoría) se ataban perros con longanizas. A esto conduce el capitalismo de los tiburones financieros: a exterminar el estado del bienestar que tanto propugnan (también en teoría). Comparto, querida Marybel. Besos y feliz semanita :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mayte. Desde la creación de este documental, las investigaciones han progresado y hemos puesto cara a algunos responsables (sólo algunos) y nos cuesta aceptar la evidencia. Aún seguimos sorprendiéndonos de lo fácil que ha sido engañarnos. Algo que, si nos detenemos a pensar, se repite intermitentemente en la historia del capitalismo. La cuestión sería determinar por qué son casi inevitables estas crisis bancarias periódicas.
      Feliz semana y recibe un cariñoso abrazo :))

      Eliminar