24 de julio de 2013

LA ISLA DE LAS FLORES, de Jorge Furtado

“Libertad es el estado de aquél que tiene libertal. Libertad es una palabra que el sueño humano alimenta; que no hay nadie que la explique y nadie que no la entienda." (La Isla de la Flores)


Hay momentos en que por todo el mundo la gente se rebela y alza la voz. Gritan que algo va mal y exigen cambios. Esto es lo que hizo Jorge Furtado en este interesante cortometraje, que seguramente muchos conoceréis. Fue realizado en 1989, pero lo podría haber dirigido esta mañana. Su mensaje, casi veinticinco años después, continúa –desgraciadamente- en completa actualidad. 
Mezcla de documental, comedia y ensayo poético-político, sigue la pista de un tomate desde su cultivo, pasando por su venta y transformación, hasta su llegada a la Isla de las Flores. A partir de lo que parece una enorme trivialidad y acompañando las imágenes con una voz en off, Jorge Furtado nos muestra de modo sencillo los mecanismos perversos de la postmodernidad y su consecuente globalización.  No es que sea mala o injusta en sí misma. Son los gobiernos, los que la están gestionando de manera muy deficiente, en beneficio de unos intereses especiales (del 1% de la población). Una perspicaz crítica plagada de cinismo y humor negro sobre nuestra civilización, y que alberga un mensaje que nos obliga a mirar nuestro propio ombligo. No tiene desperdicio.
“El tomate, plantado por el señor Suzuki, cambiado por dinero al supermercado, cambiado por el dinero que Doña Anita cambió por los perfumes extraidos de las flores, rechazado para la salsa del cerdo, tirado a la basura, rechazado por los cerdos como alimento, está disponible ahora para los seres humanos de la Isla de las Flores, y todo por no tener dinero, ni dueño.“
Está considerado uno de los mejores cortometrajes de todos los tiempos y ganó entre otros del Oso de Plata del Festival de Berlín (1989) 





8 comentarios:

  1. No conocía el largometraje, interesante y demoledor, con esa fina ironía apoyada en imágenes que hace pensar y reflexionar. Uno no sabe uno si echarse a reir o a llorar!!! Gracias por tu aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Pues sí, es alarmante el volumen de basura que generamos, y de comida que desechamos. Nos hemos convertido en consumistas frenéticos. Un ritmo totalmente insostenible.
      Gracias...again.

      Eliminar
  2. Hola, te he nominado para el premio Liebster Award, más información:

    http://laslecturasdemrdavidmore.blogspot.com.es/2013/09/premio-liebster-award-descubre-nuevos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco que me hayas tenido en cuenta para este premio más no lo puedo a aceptar, pues es una norma de "anonyma veneciana". Espero que no te moleste. No obstante, será un placer hacerme seguidora de tu blog y estar pendiente de todo lo que publiques. Un saludo.

      Eliminar
  3. Ufff...qué fuerte!!Sin palabras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Libertad es una palabra que el sueño humano alimenta, que no hay nadie que la explique y nadie que no la entienda.”
      Destaqué esta frase porque me parece el colofón perfecto para un corto cien por cien recomendable.
      Un abrazo Gea

      Eliminar