28 de diciembre de 2013

ETERNAL GAZE, de Sam Chen

"... todos vinieron a darle calma en el momento final. Los fantasmas y terrores de su mente atormentada y creadora se disiparon finalmente." Sam Chen



Como he dicho en alguna ocasión, no soy admiradora de la animación 3D. Comparto la opinión de muchos animadores que piensan que la ambición de esta técnica por la reproducción hiperrealista del mundo hace imposible vislumbrar el auténtico aporte artístico de los animadores en el producto final, algo que no sucede en los métodos tradicionales como la stop-motion. No obstante, surgieron un buen puñado de artistas, como Sam Chen, que intentaron explotar las infinitas posibilidades que el ordenador podían ofrecer a la animación. Tanto por su dominio de los recursos de la técnica como por su imaginación al utilizarla, Chen demostró que ningún tema estaba vetado al género y abrió una nueva vía hacia otros campos que tradicionalmente eran inconcebibles, cómo la pintura, la fotografía e incluso la escultura. "Eternal Gaze" supuso un hito en la historia de la animación.

¿Cuento fantástico o producto de una mente febril, desesperada por escapar de la rutina? Chen nos aclara: "Eternal Gaze" es un cariñoso homenaje a uno de los más brillantes pero menos reconocido artistas modernos, Alberto Giacometti. La película es una animación por ordenador de 16 minutos que sigue a Giacometti a través de los últimos nueve años de su notable pero atormentada vida ...".
La acción arranca a finales de los 50. Dentro de un lúgubre estudio parisino, Giacometti (Suiza 1901-1966) -considerado uno de los padres del Arte Contemporáneo- vuelca su inquietante pasión en unas figuras esperpénticas de alambre y arcilla. A pesar de su aire excéntrico y rasgos élficos, no podría parecer más inocuo. Esclavo de su obsesión, Giacometti se deja la piel en la amargura metódica para poder entregar obras imperecederas a la humanidad. Viene a confirmar el dictum que sostenía Oscar Wilde sobre el gran arte; que el noventa por ciento de éste es sudor y el resto, inspiración. Su intimidad parece, por momentos, un constante melancólico. La muerte forma parte de la historia.
Estructurado en dos partes, el director se las arregla para sumergirnos en su cosmos personal por medio de un recurso que dosifica con destreza: la retrospección. Una visita al universo giacometiano regido por sus propias leyes y cuyas criaturas besadas por la originalidad son una evidencia tanto de imaginación enérgica como de codicia artística. Y es que todo era superlativo en Giacometti. Sus figuras filiformes y atormentadas, que parecen rendir más tributo a la línea que al volumen, supusieron una ruptura con la escultura tradicional. Pasión, libertad, deseo, pero también miedo, vulnerabilidad, dolor; sus obras son el reflejo de todas las incertidumbres de la primera mitad del siglo XX y en general, de su visión existencial sobre la condición humana.
El cortometraje es pura poesía visual. La ausencia de diálogos -la música guía la historia- y el ritmo pausado y tranquilo hacen que la personalidad de Giacometti se filtre en toda la obra, convirtiéndola en un producto original y vivo. El sobrio blanco y negro, plagado de citas expresionistas y fuertes contrastes de iluminación, son suficiente para crear una atmósfera de inquietud y desasosiego. 
A pesar del tiempo transcurrido y de su evidente arcaísmo técnico, este corto es uno de los pocos que han resistido al tiempo. 







Título original: Eternal Gaze/ País: China/ Año: 2003/ Director: Sam Chen/ Guión: Sam Chen/ Música: ----./ Fotografía: Animación/ Duración:16 minutos/ Premios: Palm Springs International ShortFest: Premio del jurado (Mejor cortometraje). San Diego Film Festival: Mejor cortometraje





21 comentarios:

  1. Hola Mary, acabo de ver el corto. El escultor suizo dejó un legado para la historia, me ha gustado tu reseña y Sam Chen le hizo un gran homenaje sin duda a Giacometti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale, este corto por algún motivo, me gusta mucho. Hacía tiempo que lo tenía pendiente.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Que buena reseña, tiene una pinta genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan. Espero que te guste. Saludos.

      Eliminar
  3. Me encanta Giacometti. Ahora paso a ver el vídeo, pero quiero antes "discutir" tu primer párrafo. No soy un defensor del 3D, y tampoco un detractor. El problema, en este caso, es del público que sólo quiere ver 3D. Soy admirador del stop-motion, pero en parte porque aglutina la animación de autor. El 3D es un vertedero de animadores, hay de todo, pero sobre todo, mucho comercial (lo que en principio no es malo, pero a la larga lo es).
    En resumen, no me molesta la técnica en 3D, sí la gran cantidad de material desechable que hay entre los cortos que usan esa técnica. Gran obsesión por el diseño, y poca por la idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que la rechace del todo, de hecho, hay cortos como éste, en él que el 3D no se realiza en modo apisonadora, intentando abrumar al espectador. No, lo que ocurre es que me parece incoherente ese afán por el fotorrealismo que a mí, personalmente, me resulta contrario a la inherencia de la animación. Y paradoja!!! esta ambición por el perfeccionismo tiene sus consecuencias: una, oculta la creación del artista; y dos, coloca a sus obras al borde de un arcaismo prematura. Su obsolescencia siempre está a la vuelta de la esquina, supeditada al próximo salto tecnológico. Pero bueno, para gustos colores. "Eternal Gaze" es un corto menor, cierto, pero un corto al que no importa volver...


      Eliminar
    2. Sí, pero siguiendo esa línea de pensamiento, también podríamos decir que el paso de manivela de Segundo de Chomón podría haber quedado obsoleto (y no, lo que ha quedado es olvidado desgraciadamente). Se trataba de una nueva técnica, que había que explotar. La animación por dibujos (por llamarla de alguna forma, la clásica) ha quedado relegada a un segundo plano (temporal, cuando la vorágine del 3D se apacigüe todo volverá a su cauce). Lo que sí es lamentable es que las productoras ya no apuesten por otro tipo de animación que no sea el 3D (salvo cortometrajes y casos raros como O apostolo -por poner un caso nacional-, o la Aardman, que consigue un éxito internacional significativo). El caso de O apostolo es más denigrante, porque sus pericias técnicas no han sido respaldadas ni a nivel de éxito comercial (en España) ni, lo que es peor, de un apoyo gubernamental. En fin, el tiempo pondrá las cosas en su sitio (espero).

      Eliminar
  4. Es una preciosidad, y mira, yo suelo ser muy crítica con el 3D que cambia las cosas y quita esa parte mágica de la animación. Aquí no sucede eso, sino justo al contrario
    Besos y gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente fue un bonito tributo al artista. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Es de una belleza superior, hizo pensar a mi mente oxídada.
    Gracias por compartilo.
    Feliz Año

    ResponderEliminar
  6. Un excelente y dramático corto! Muchas gracias por compartir esta reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustara. Un abrazo Laura.

      Eliminar
  7. Una belleza...uuuffff un final sublime que me ha provocado el llanto... Si es que soy una sentimental!!!
    Un abrazo, Marybel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, un final emotivo. Gracias Mabel que te traigan muchas cosas buenas el 2014.
      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  8. Qué cosa más hermosa Marybel; sin duda un gran homenaje de un creador a otro. Me gustó muchísimo la secuencia del inicio.

    Un corto muy disfrutable con dos momentos cargados de simbolismo.

    Aprovecho para desearte un feliz prospero y armonioso 2014.
    Un abrazo querida amiga es bueno saber que has superado las dificultades para publicar y compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esas manos castigadas por la arcilla dicen mucho de Giacometti...
      Siempre un placer tu visita. Te deseo lo mejor para el nuevo año. Un fuerte abrazo Gonzalo.

      Eliminar
  9. ... y que ahora me dispongo a disfrutar, Marybel. Y te dejo de paso mis mejores deseos para el Año Nuevo.: sueños, ilusiones, esperanzas,... ¡¡¡Feliz 2014!!!
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mismos deseos te remito. Muchas gracias.
      ¡¡Feliz año Carmen!!

      Eliminar
  10. Ese es un interesante video, el amor de la vida de artista en su obra.
    En amor y luz
    Cyn

    ResponderEliminar