3 de enero de 2014

PENDEJOS (P3ND3JO5), de Raúl Perrone

“Trato de no aburrirme. Acá tal vez fui un poco más allá. No quería hacer una película más de adolescentes ni volver a repetir la idea del tríptico, que tiende a confundir (...) Me gusta experimentar sin ser alguien que hace cine experimental”. Raúl Perrone




No es fácil calificar esta película, pero indudablemente va camino de hacer historia. Tampoco es fácil ubicar a Raúl Perrone en el mapa cinematográfico por sus procedimientos formales, que hacen que no se parezca a ninguna de sus producciones anteriores y a la vez se parezca a todas ellas: rezagos espléndidos, desconcertantes. No obstante, es obvia la inquietud del director por demarcarse de los patrones clásicos y hacer del cine, un auténtico arte. "P3nd3jo5" (2013) es un film arriesgado, pasional, minucioso, experimental, cargado de crítica social y al que hay que reconocerle, una experiencia sensorial digna de ser vista en pantalla grande. Libertad creativa absoluta. Perrone -gran narrador de historias de vida- adopta una sensibilidad visual definida por composiciones cuidadosamente estudiadas, acrecentada con una fotografía que habla con la luz y los movimientos de cámara: lección de modestia y a la vez una especie de megalómana inspiración. 
Invaden la trama adolescentes. Jóvenes con acné pertenecientes al barrio de Ituzaingo y cuyo epicentro de vida son el skate, el sexo y la droga. Futuros herederos de una sociedad que intentan conjurar el desencanto danzando sobre una simple tabla de madera que no se dirige a ninguna parte -¿hacia dónde van las nuestras?- pero que los ayuda a experimentar la intensidad del momento, como si en esa subida de adrenalina encontraran el lugar que el mundo les niega. Siempre al borde de la tragedia, son los transmisores de una filosofía urbana, muchas veces etiquetada bajo la premisa errónea de marginal o delictiva, y un estilo de vida con carácter artístico intrínseco. El argentino no acerca posturas, solo ilustra su entorno esclareciendo así las causas de estas actitudes reprobables. 
La cámara es la dueña. Perrone la pega a los personajes, comparte su modus vivendi y las hace suyas. Cada plano es una coreografía, un vaivén irracional. Indescriptible cuando se demora en las miradas de esos jóvenes o en los trips de seguimiento de alguno de los skaters por caminos arbolados. Exacerba la soledad y la intrascendencia de sus personajes mediante la fagocitadora presencia de la ciudad. El marco social queda claro: el capitalismo neoliberal razonablemente corrupto rige nuestro sistema. El precio: la escisión total del sujeto. 
¿Un film con secuencias entonces? No. "P3nd3jo5" es fragilidad y fuerza. "P3nd3jo5" es visual y sensorial. "P3nd3jo5" son caras y miradas, en todas sus acepciones. "P3nd3jo5" es saber que todos estamos perdidos. 
Tres historias y un epílogo (una coda en terminología musical), sin comienzo, sin final y con un fuerte elemento de abstracción. Nadie habla pero todos dicen algo. Introspección. Prima la necesidad de expresarse. No hay espacio ni tiempo para los matices, pero todo se mezcla con maestría. Un mundo sumergido en sonidos: Haendel, Puccini, electro-cumbia; una amalgama musical que tiene valor específico como carga semántica de la imagen. Ello provoca que el film se aguachine de un ritmo que no hace más que poner en relieve la soledad y la fractura de sus personajes con el entorno. 
Totalmente recomendable







Título original: P3nd3jo5/ País: Argentina/ Año: 2013/ Director: Raúl Perrone/ Guión: Raúl Perrone/ Intérpretes: Mariano Blanco, Cabito, Yenien Teves, Eugenia Juárez, Fernando Daniel/ Música: Nomenombres Wey/ Fotografía: Raúl Perrone, Hernán Soma, Bernardo Demonte y Fabián Blanco/ Duración: 157 minutos/ Premios: Premio al Mejor Director en la Competencia Argentina del 15º Bafici. Premio en el Festival Internacional de Cine Independiente de Lima y tres galardones en el Festival de Cuenca: Mejor película, Mejor director y Mejor largometraje para la crítica.



15 comentarios:

  1. Una película que ha sido premiada y que tu la recomiendas, es porque vale la pena verla, abrazos Mary

    ResponderEliminar
  2. Te advierto que no es una película convencional, requiere cierto esfuerzo ya que carece de diálogos y de hilo narrativo, por lo que puede resultar algo tediosa. Si tuviese que buscarle un fallo se lo pondría en su larga duración. Excesiva. Pero visualmente es soberbia...
    Abrazos Alejandra.

    ResponderEliminar
  3. Con tanto entusiasmo que se respira en tu reseña se antoja verla Marybel. Mi lista de pendientes empieza a ser larga, jaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marybel es una apasionada de lo que le entusiasma jejeje
      Un fuerte abrazo.Un placer tus visitas.

      Eliminar
  4. Si dices que requiere cierto esfuerzo... mejor la dejo para cuando me encuentre un poco más despejada mentalmente. Una maravilla todas tus reseñas.
    Besos Marybel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la disfruté, pero admito que han de gustar este tipo de producciones...es una de las películas más raras que he visto ultimamente.
      Besines Mabel

      Eliminar
  5. Genial. Es el tipo de cine que me apasiona. Gracias a tu reseña sé que encontraré algo de valor en su visionado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues realmente me encantará saber de tus impresiones. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. hola termino de leer tu critica , y me parecio un exelente texto , muchas gracias
    raul perrone

    ResponderEliminar
  7. Una buena reseña como todas las que haces. Esta es del tipo de cine que me gusta ver en casa cómodamente como si el esfuerzo que requiere verla, estaría mejor hecho en casa. Decir que te leo bastante y que no seguía tu blog, es imperdonable mi despiste, pero creo que el sr. google tiene la culpa porque hace un tiempo que no me funcionaba. Un abrazo y continua con tu buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lumy. Ciertamente éste es una película que te hace saborear el cine de manera diferente.
      Nos leemos.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. Pues no la he visto, pero por lo que cuentas, no debo perdérmela, ya que también me gusta el cine experimental. De Raúl Perrone vi "Pajaritos", hace ya bastantes años, aunque me parece que no tiene mucho que ver con ésta que ahora recomiendas, aunque también sea cine social. Voy a bajármela de la red, que seguro que la habrá aunque tenga que hacer uso del viejo eMule, ya que al tener 3 añitos y no ser cine comercial me costará algo más de tiempo hacerme con ella, jeje.
    Besos y comparto muy gustosa, querida Marybel. Feliz semanita :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es el tipo de cine que me apasiona. Qué le voy a hacer, para gustos colores jajaja.
      Gracias Mayte y ya me contarás que te ha parecido.
      Besossss :))

      Eliminar
  9. Marybel, por tu critica esta película ya merece ser vista, sobre todo por los que amamos ese cine de perdedores que se acerca más que ningún otro a la vida real, a la cloaca o el paraíso que nos tiene agarrados de los pies...
    Comparto. Un gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es importante explorar otros campos y constatar lo que se puede hacer con el cine. El aporte es enriquecedor. Se denomina cine experimental, yo añadiría cine pasional.
      Otro abrazo Servilio.

      Eliminar