30 de julio de 2015

LIBRO DE DESASOSIEGO (SUBRAYADOS), de Fernando Pessoa

"Sí el corazón pudiera pensar se detendría" Fernando Pessoa

Pessoa despierta en mí la compulsión al subrayado. Sobre todo este libro, "Libro de desasosiego", al que retorno de vez en cuando, y en el que el portugués sintetiza, de una forma efectiva y brillante la esencia de su pensamiento. Sostenía que nadie era dueño de la verdad absoluta y que todo era relativo. Pudiera decirse que sus ideas flirteaban con el epicureísmo y el estoicismo. Me encanta abrirlo en cualquier parte y leerlo de forma aleatoria. Resulta propicio para los cazadores de citas. Leo al azar:
"Escribo con una extraña tristeza, siervo de un sofoco intelectual que me llega de la perfección de la tarde. Este cielo de un azul precioso, derivando hacia tonos rosados claros bajo una brisa igual y blanda, me da a la consciencia de mí mismo ganas de gritarme. Al final estoy escribiendo para huir y refugiarme. Evito los idilios. Me olvido de las expresiones exactas y ellas se me abrillantan en el acto físico de escribir, como si la misma penas las produjera. De lo que he pensado, de lo que he sentido, sólo sobrevive unas ganas inútiles de llorar."
٭
"Aplázalo todo. Nunca se debe hacer hoy lo que también se puede dejar de hacer mañana." 
٭
"¿Cuál de nosotros puede, volviéndose en el camino en el que no hay regreso, decir lo que ha seguido como debía haberlo seguido?" 
٭
"Una de mis preocupaciones constantes es el comprender cómo es que otra gente existe, cómo es que hay almas que no sean la mía, conciencias extrañas a mi conciencia, que, por ser conciencia, me parece ser la única. Comprendo bien que el hombre que está delante de mí, y me habla con palabras iguales a las mías, y me ha hecho gestos que son como los que yo hago o podría hacer, sea de algún modo mi semejante. Lo mismo, sin embargo, me sucede con los grabados que sueño de las ilustraciones, con los personajes que veo de las novelas, con los personajes dramáticos que en el escenario pasan a través de los actores que los representan. (...) Nadie, supongo, admite verdaderamente la existencia real de otra persona. Puede conceder que está viva, que sienta y piense como él; pero habrá siempre un elemento anónimo de diferencia, una desventaja materializada." 
٭
"Son mis Confesiones y, si nada digo en ellas, es que no tengo nada que decir. ¿Qué tiene alguien que confesar que valga o que sirva? Lo que nos ha sucedido, o le ha sucedido a otros no es mundo o sólo a nosotros; en un caso, no -es novedad, y en el otro no es cosa que sea comprendida. Si escribo lo que siento es porque así disminuyo la fiebre de sentir. Lo que confieso no tiene importancia, pues nada tiene importancia. Hago paisajes con lo que siento. Hago fiestas de las sensaciones. (...) Me desenrollo como una madeja multicolor, o hago conmigo figuras de cordel, como las que se tejen entre los dedos estirados y se pasan de unos niños a otros. Sólo me preocupo de que el pulgar no estropee el lazo que le corresponde. Después, vuelvo la mano y la imagen resulta diferente. Y vuelvo a empezar."
٭
“Como todos los grandes enamorados, me gusta la delicia de la pérdida de mí mismo, en la que el gozo de la entrega se sufre completamente. Y así, muchas veces escribo sin querer pensar, en un devaneo exterior, dejando que las palabras me hagan fiestas, niño pequeño en su regazo. Son frases sin sentido, que corren mórbidas, con una fluidez de agua sentida, un olvidarse de riachuelo en el que las olas se mezclan e indefinen, volviéndose siempre otras, sucediéndose a sí mismas. Así las ideas, las imágenes, trémulas de expresión, pesan por mí en cortejos sonoros de sedas esfumadas, dando una claridad lunar de idea oscila, batida y confusa…”
٭
"Hacer, he ahí la inteligencia verdadera. Seré lo que quiera. Pero tengo que querer lo que sea. El éxito está en tener éxito, y no en tener condiciones para el éxito. Condiciones de palacio las tiene cualquiera en la ancha tierra, pero ¿dónde está el palacio si no lo hacen allí?"


Todas las citas fueron tomadas "Libro de desasosiego", de Fernando Pessoa, Ed. Seix Barral. 




PD: "Canção do mar" de Dulce Pontes, quizá sea la canción más escuchada fuera de Portugal. Forma también parte de la banda sonora de la película americana "La dos caras de la verdad" protagonizada por Richard Gere y Edward Norton. Una delicia!



8 comentarios:

  1. Estupendas citas las de Pessoa. Me apunto el libro. Que tengas un feliz fin de semana.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ale. Que lo disfrutes y feliz fin de semana para ti también.
      Un abrazote:))

      Eliminar
  2. Ya veo cuál va a ser mi próxima adquisición literaria para subrayar, cosa que adoro hacer con los libros. Muchísimas gracias, Marybel. Estupendo Pessoa, de principio a fin: compro, compro!!! Muy buen finde!

    Abrazos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fer, a ti que te gusta tanto la poesía, hay una antología poética de Pessoa que te puede interesar.
      "Para ser grande, sé entero: nada
      tuyo exageres o excluyas,
      sé todo en cada cosa. Pon cuanto eres
      en lo mínimo que hagas.
      Así la luna entera en cada lago
      brilla, porque alta vive"
      Un fortísimo abrazo!!

      Eliminar
  3. Buena tarde para volver a Pessoa.Leer es oír su propia voz,frente a la ventana polvorienta del olvido.Pessoa,vuelve a estar presente en una mano imaginaria.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pessoa es una marca. Un icono. Un símbolo de un país.
      Muchas gracias por tu visita.
      Saludos

      Eliminar
  4. A mí siempre me ha dado pena subrayar los libros, yo soy de notitas. Nunca he leído a Pessoa pero siempre hay una primera vez ; )
    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes algo más de mí jejeje. Depende que tipo de lectura, pero en realidad tengo por costumbre leer lápiz en mano. Leé a Pessoa, No te decepcionará.
      Biquiños.

      Eliminar