9 de abril de 2016

DIEZ LIBROS EN LA MALETA

"Se puede enseñar a leer. Se puede, incluso, y con horrendos resultados, obligar a leer. Pero el placer de leer se adquiere solo. Se ama o no se ama leer." M. Proust


En los últimos años, el terrorismo, las guerras y las convulsiones económicas obligaron a mucha gente a huir de sus países en busca de horizontes más seguros o promisorios. La mayoría huyen con lo puesto. Huir es una palabra que activa hondas e incontrolados anhelos en el subconsciente de quien se ve obligado a partir. Implica la existencia de un más allá que establece un límite entre lo alcanzado hasta ahora y la esperanza que se columbra del otro lado. Una pesadilla. La angustiosa idea de tener que huir de algo siniestro me ha llevado a reflexionar sobre este infortunio. Y otro dilema me asaltó: Si sólo hubiese capacidad en mi maleta para diez libros, ¿cuáles me llevaría al extranjero?
Sobra decir que la enumeración se rige sólo por el juicio arbitrario de una lectora apasionada. Adoro todos los libros que atesoro en mi biblioteca y me apena pensar en lo que debería dejar en casa.

✔Dos, serían de Oscar Wilde. Hubo un momento en mi vida que leer a uno de los mejores escritores ingleses fue para mí una especie de necesidad. Me llevo "De profundis" y "El retrato del señor W.H". Además de dramaturgo, poeta y narrador, Wilde fue un excelente ensayista.

✔Con las huellas del lápiz marcados en sus páginas. Vistas, leídas, releídas, dobladas una y otra vez, otro seguro, sería "Libro del desasosiego" de Fernando Pessoa. Paradojas vitales que se acercan al misterio de lo que supone la existencia.


✔Sigo. Los tres siguientes deben ser grandes novelas, la reina de la literatura. Es casi imposible elegir entre tantos textos excelentes que tengo a mano. Con el corazón en un puño, guardo "La montaña mágica" de Thomas Mann y "En busca del tiempo perdido" de Marcel Proust. El tercero lo hecho a suerte: lanzo, si sale cara me llevo "Las uvas de la ira" de John Steinbeck; si sale cruz, "El amante" de Marguerite Duras. La moneda cae. Hago trampa y meto uno en la maleta y el otro en mi mochila.


✔¡Ya gasté casi todo el espacio disponible! No puedo olvidarme de un recopilatorio de relatos. Opto por "Ficciones" de J. L. Borges. Su lectura es, sin duda, un goce intelectual.

✔Acabo de recordar una asignatura pendiente con el escritor Thomas Pynchon. ¡Demonios no lo leí pero me lo llevo! Incluyo pues, "Contraluz". Gran Parodia Socialista que -según la contraportada-abarca desde finales del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial. 

✔El último libro es la historia excepcional de John Kennedy Toole y su novela "La conjura de los necios", que ganó el Premio Pulitzer doce años después de la muerte de su autor. Un libro ideal para regalar a un amigo, sea lector voraz o no. 




PD.: He leído en Wikipedia que el estilo musical de Travis se basa en el concepto de que la canción es más importante que la banda. No estoy muy segura de entenderlo del todo pero su tema Side me encanta.


39 comentarios:

  1. Coincido con el regalo de Toole: nunca falla. Tengo el de Ficciones dando vueltas por el escritorio ni se sabe y coincido contigo en títulos como el de Steinbeck (¿el de Proust te cabría en la maleta, son muchos no?). Mira que lo tendría difícil en el caso de elegir. Además, creo que la elección dependería del momento y de la edad también, al menos en mi caso, que soy bastante "voluble". Lo que si creo que añadiría a esa maleta sería algo de poesía, una antología con varios autores, por ejemplo.
    En cuanto al temazo de Travis, supongo que se refiere a que lo más importante es la canción y no tratar de demostrar como músico todo lo que sabes en tres minutos. Un pecadillo en el que caemos los aficionados constantemente.
    Un abrazo y disfruta del finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah Gerardo, el placer de las listas! una deviene culposa por su estrechez y el sacrificio electivo que conllevan. Y tienes razón, en la selección falta uno de poemas. En el caso de Proust asumo que a mi regreso podré leer el resto de la saga jajaja
      Gracias por comentar.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Excelente entrada, Marybel! Coincido con tu elección de Wilde, una mente brillante que siempre acompaña, alumbra y entretiene. Ahora que estoy aprendiendo portugués, mi sueño sería llegar a leer a Pessoa en su lengua: me encanta. Borges y Steinbeck me resultarían imprescindibles a mí también. Con quien no he podido es con Thomas Mann, a pesar de que venía con una montaña mágica de recomendaciones, ja,ja. Me apunto los otros y te agradezco por las referencias. Coincido además con tu cita inicial, así es que ahora sólo me dedico a leer aquello que realmente de da placer: ya he pasado demasiados años de mi vida leyendo por obligación...

    Un beso grande.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Fer! jejeje yo siempre con alguna lista y ranking caseros. Es una de mis manías me temo. Veo que coincidimos en los clásico, y me parece estupendo leer por placer. A mí nadie me saca la idea, de que es uno de los mejores placeres de la tierra.
      Un abrazote!!

      Eliminar
  3. Bufff,coincido contigo con algunos autores fetiche,que como Pessoa sombrearon mi adolescencia de asechanzas y de melancolía.Y no quiero quebrar la magia de tu brillante paradoja,pero te regalaría un libro electrónico si tuvieses que partir como refugiada a ninguna parte.El saber no ocupa lugar ni pesa en estos chismes.A lo que me repones cargada de ironia:" ¿y dónde cargo el libro electrónico,muchacho?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya pregunta amigo Sergio!!! En ese caso, podría llevarme todos los que tengo en casa, no? y no tendría que pasar el díficil trance de elegir jejeje. Jamás leí en un ebook, supongo es acostumbrarse.
      Umm!!, creo que me llevo mis once libros, me encanta olerlos, subrayarlos y palparlos jejeje
      Un abrazo y gracias!!

      Eliminar
  4. Yo no quiero ni pensar en que tuviera que elegir diez libros para marcharme lejos, y mucho menos con prisas. Mi memoria para libros y películas es tan mala que seguramente no acertaría a elegir ninguno de los que me han encantado a lo largo de mi vida.

    Por eso, precisamente, admiro tanto tu temple, criterio y buena memoria para elegir tus diez títulos (bueno, once si contamos también el que metiste en tu mochila). De verdad que lo admiro. Por cierto, que no he leído ninguno de ellos :(

    Creo que el libro que más veces he leído ha sido "los árboles mueren de pie", una obra de teatro de Alejandro Casona. Aparte de ése autores como Isabel Allende o Carlos Ruiz Zafón me han impresionado vivamente con su prosa, y "Ensayo sobre la ceguera", de Saramago, me tuvo angustiosamente pegada a sus páginas durante todo el tiempo. "Lo que el viento se llevó", de Margaret Mitchell, "Los pilares de la tierra" de Ken Follet, muchos de Noah Gordon... Al final casi conseguí llenar mi maleta :))

    Una interesante entrada, Marybel. Espero que nunca llegue el caso de que verdaderamente tengas que llenar una maleta de libros y partir.

    Un beso y feliz domingo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes nada que admirar, esa selección ha sido totalmente arbitraria y subjetiva. Son muchos los que me gustan, y podría variar mi criterio según el momento y la urgencia. Del exilio, quiero pensar, que volveré y que las condiciones permitirán que disfruta otra vez de esos libros que no pudieron viajar conmigo.
      Muchas gracias Julia.
      Besos!!

      Eliminar
  5. Marybel,creo que haces unas recomendaciones de libros excelentes, yo me siento incapacitado para ello, por eso también abogo por "los descubrimientos propios" esos libros, sin grandes portadas, y que uno ojea un poco y de pronto descubre que ahí está su libro, ojeando en libros de segunda mano he descubierto verdaderas joyas, joyas que ya uno guarda para siempre, el choque afectivo con un libro es una relación que dura para siempre...
    Un abrazo amiga, feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, lo has definido perfectamente: el choque afectivo con un libro es una relación perenne, que dura para siempre...de ahí la dificultad a la hora de elaborar la lista. Y sí, a mí también me gusta perderme en viejas librería o rastrillos y hacer mis propios descubrimientos. Atesoro unos cuantos.
      Otros abrazo Servilio.

      Eliminar
  6. Marybel me ha impresionado esa claridad para determinar aquellos 11 libros esenciales que te acompañarían, yo lectora despistada tengo muchos más problemas para recordar títulos.
    Así que tendría muchos problemas para hacer mi lista, también porque con los años y las relecturas los libros me han dado otras maneras de entenderlos que e algunos casos han modificado mi opinión sobre ellos.
    Cada vez estoy más convencida que los libros nos "eligen" y también el momento de leerlos.
    Un saludo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, cada libro tiene su momento. Repito que mi selección ha sido meditada (juego con ventaja jejeje) y he sacrificado otras propuestas tan valiosas como interesantes.
      Muchas gracias Contxita.
      Feliz semana.

      Eliminar
  7. Pues algunos de los de tu "maleta" no me los he leído aún y por eso me los apunto, pero otros sí. De ésos leídos me llevaría "El amante", de Marguerite Duras, y también "La montaña mágica" de Thomas Mann y también el "libro del desasosiego" de Pessoa. El resto dudaría entre "El extranjero" de Albert Camus, "Cien años de soledad" del gran Gabo y "La casa de los espíritus" de mi adorada Isabel Allende, pero como también tendría que incluir libros de poesía, y de ese género me gustan tantos y tantos autores, me da que me tendría que llevar otra maletita más, jeje. Comparto tu estupenda entrada, querida Marybel, y esperemos que, con libros o sin ellos, nunca tengamos que salir huyendo. Besos y muy feliz domingo :-))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso en lo que tendría que dejar en casa: Onetti, Conrad, Vargas Llosa y Di Benedetto, De Lillo, Salinger, Chandler, Eco y Rulfo, Stapledon y Lem...son tantos los que tendría que quedarse!!
      Muchas gracias Mayte.
      Besos y abrazos :))

      Eliminar
  8. ¡Una disyuntiva tremenda! Creo que sacaría un poco de ropa para poder agregarle alguno más.
    Seguro que pondría uno de Italo Calvino (elección difícil); "El amante" de Durás; a Clarice Lispector, probablemente "La pasión según G.H"; también Steinbeck, Dostoyevsky y los cuentos completos de Cortázar; "La mujer justa" de Sándor Márai; "El reflejo de las palabras de Kader Abdolah.
    Me quedan dos: Rulfo y Antonio Machado... y cuántos quedaron afuera.
    Excelente propuesta, Marybel y muy inteligente tus elecciones. Tengo que leer a Pynchon, solo leí cositas sueltas.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué buen gusto tienes! Y además me has recordado un título que no tengo: "El reflejo de las palabras" de Kader Abdolah. Si algo justifica blogs como éste, me parece, es que nos permite aprender y compartir experiencias de lectura. Gracias.
      Un fortísimo abrazo Mirella!!

      Eliminar
  9. Ay! Qué difícil elección, elegir diez libros, así a lo loco! Con 'La conjura de los necios' me lo pasé genial, fue uno de los primeros libros con los que me reí de verdad, pero no sé si lo elegiría entre esos diez. 'Orgullo y prejuicio' de J.Austen y 'Alta fidelidad' de Hornby, los pondría sin dudarlo. No tienen nada que ver el uno con el otro pero ambos me hacen la vida más agradable (exagerando un poco) cada vez que los leo. Los otros los he de meditar... Que soy muy de hacer listas!

    Algo que tengo pendiente, pendientísimo, que no sé por qué no encuentro el momento, es 'En busca del tiempo perdido'.

    A mí también me gusta mucho este tema de Travis.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Indi cualquier "bookalcoholic" (esta palabra me chifla jajaja) que se precie seguro tiene su propio canon personal. Que guarden o no relación es irrelevante, los adoramos por extrañas o lógicas razones, y punto.
      Feliz semana y muchas gracias como siempre!!

      Eliminar
  10. No he leído ninguno de esos libros que tú llevarías en tu maleta, pero llevaría otros tantos, y si coincidiéramos en ese viaje, te cedería los míos ;)
    Un abrazo Marybel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena tu ocurrencia jejeje. Pues nos exiliamos al mismo lugar Yo llevo libros gordos por si la espera es larga; confio en que la lectura acortará y dulcificará el tiempo;)
      Graciassssssss
      Un abrazo preciosa!

      Eliminar
  11. Qué angustia. Alguna vez he pensado en eso, en qué llevarme si tuviera que abandonar mi casa precipitadamente. Y claro, los libros... ¿cómo elegir? No quiero pensarlo. Pero una cosa te digo: yo no echaría a cara o cruz "Las uvas de la ira" :)

    De todas formas, qué magnífica maleta de libros te has hecho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venero casi todos los libros que atesoro en mi biblioteca (los que no me gustan los regalo); llevo mucho tiempo entregada a ella, y la elección desde luego no sería fácil... Y cuánto más leo más soy consciente de lo poco que he leído en realidad. No me alcanza la vida, para ponerme al día con la Gran Literatura;)
      Besos!!!!

      Eliminar
  12. La caja-maleta de Marcel Duchamp: la obra de uno debe ser suficientemente ligera para que quepa en una maleta, condición indispensable para ser un "shandy" (por Tristam Shandy), contaba Enrique Vila-Matas en su "Historia abreviada de la literatura portátil". Sí, a Vila-Matas me lo llevaría de viaje, ya lo hice alguna vez, pero tengo que reconocer que tu selección es magnífica: bueno, a Proust no me lo llevaría: a ese escritor, para leerlo como merece, hay que leerlo en la cama, bien arropadito.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, podría decirse que en mi fantasía me llevaría también une Boîte-en-Valise con las obras más relevantes; la diferencia es que Duchamp lo tenía más claro jeje. Me refiero a que mi criterio varía por momentos. De hecho, desde la publicación de esta entrada habría incluido a un Dostovieski o a un Hemingway por...ni idea jajaja.
      Muchísimas gracias Licantropunk, me hubiera gustado conocer tu canon personal. Reitero mis felicitaciones.
      Nos seguimos leyendo.

      Eliminar
  13. Totalmente acertada la introducción que hiciste de Proust, Marybel, "se ama o no se ama leer" en mio caso con la introducción de la redes sociales y por falta de tiempo, no leo todo lo que me gustaría, pero lo más gracioso es que esto me crea hasta ansiedad, es como creer que el tiempo libre que no le dediqué a la lectura,es tiempo perdido.
    Me gustan tus recomendaciones y reconozco que sólo me he leído algunos de los que citas, lo que me obliga anotarme los demás.
    Un abrazo y me gustó mucho tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Reitero que mi selección es absolutamente caprichosa e inútil jejeje. Oscar Wilde sostenía que “La apreciación de la literatura es cuestión de temperamento no de enseñanza”.
      Acabo de tener una idea, lo mismo, elaboro una lista negativa, una agenda de aquellos escritores que -lo siento mucho- definitivamente no están hechos para nosotros.
      Un abrazo y gracias otra vez por tu participación.

      Eliminar
  14. de casualidad te he encontrado
    me has maravillado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias y bienvenida.
      Un abrazo ;))

      Eliminar
  15. hola! hoy nos sumamos si nos dejas a tu blog y te decimos que la lectura se hace con el corazon, sin demasiado orden ni concierto. Como nos gusta a nosotras, un poquitin de todo. muy buena entrada. Te felicitamos y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  16. Sería muy difícil para mí selecionar solo diez libros, pero también un buen ejercicio introspectivo, como recrear una autobiografía a partir de los libros.
    Estoy muy de acuerdo con la cita inicial. El placer de leer se adquiere solo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indudablemente mis preferencias han variado a lo largo de mi vida. Todos los lectores vamos describiendo una evolución literaria, caprichosa y personal. Eso es bueno, pienso.
      Muchas gracias Lorena.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  17. Parece que has hecho la maleta, te has llevado todos esos libros y te has ido de paseo. Se te echa mucho de menos, Marybel. Espero estés bien.

    Te dejo un fuerte abrazo!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fer. A veces, por circunstancias, se impone otro orden de prioridades. Afortunadamente estoy bien, y espero seguir por aquí mucho tiempo. Nos seguimos leyendo.
      Otro fuerte abrazo para ti!!

      Eliminar
  18. Sí,se echa de menos su inteligencia y buena prosa.Supongo que habrá tomado distancia de estos mundos tan absorbentes,y que cobrará resuello leyendo esos diez libros que se llevó en su maleta.

    ResponderEliminar
  19. Cuando acabe esos diez libros,retornara con más brío si cabe,estoy seguro.Mientras tanto estaremos algo huérfanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo por aquí. Muchísimas gracias por tus amables palabras. Seguimos en lectura.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Vaya inquietud la que nos presentas Marybel. De momento no sé qué libros podría elegir porque mi biblioteca es muy humilde pero casi seguro me llevo a Borges (El Aleph), Paz (El mono gramático) y Onetti (Cuando ya no importe) en esa petaca.

    Voy a pensarlo bien y vuelvo, a ver si encuentro algo que me llené el espíritu sin que me complique la selección. De momento, me gustan mucho tus compañeros de aventura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gonzalo!! Elijas el que elijas, seguro que tu selección será la más acertada y conveniente. Sólo espero que no tengamos que vernos en esa setuación por obligación.
      Un fortísimo abrazo!!

      Eliminar