31 de julio de 2016

"ÉTICA NICOMÁQUEA- ÉTICA EUDEMIA" (SUBRAYADOS), de Aristóteles

"El bien es aquello hacia lo que todas las cosas tienden" Aristóteles


¿Qué buscamos? ¿Por qué hacemos todo lo que hacemos? ¿Qué es la felicidad? Aristotéles dedica toda su "Ética a Nicómaco" para explicárnoslo.

"Todo arte y toda investigación e, igualmente, toda acción y toda elección parecen tender hacia algún bien; por esto se ha manifestado, con razón, que el bien es aquello hacia lo que todas las cosas tienden."
"Puesto que todo conocimiento y toda elección tienden a algún bien, volvamos de nuevo a plantearnos la cuestión: cuál es el bien supremo entre todos los que pueden realizarse. Sobre su nombre, casi todo el mundo está de acuerdo, pues tanto el vulgo como los cultos dicen que es la felicidad, y piensan que vivir bien y obrar bien es lo mismo que ser feliz." 
"Pero sobre qué es la felicidad discuten y no lo explican del mismo modo el vulgo y los sabios. Pues unos creen que es alguna de las cosas tangibles y manifiestas como el placer o la riqueza o los honores; otros, otra cosa; muchas veces, incluso, una misma persona opina cosas distintas: si está enferma, piensa que la felicidad es la salud; si es pobre, la riqueza; los que tienen conciencia de su ignorancia admiran a los que dicen algo grande y que está por encima de ellos." 
*
"Decir que la felicidad es lo mejor, parece ser algo unánimemente reconocido pero, con todo, es deseable exponer aún con más claridad lo que es. Acaso se conseguiría esto, si se lograra captar la función del hombre. […] ¿Y cuál, precisamente, será esta función? El vivir, en efecto, parece también común a las plantas, y aquí buscamos lo propio. Debemos, pues, dejar de lado la vida de nutrición y crecimiento. Seguiría después la sensitiva, pero parece que también ésta es común al caballo, al buey y a todos los animales. Resta, pues, cierta actividad propia del ente que tiene razón." 
"Siendo esto así, decimos que la función del hombre es una cierta vida, y que esta vida es tanto una actividad del alma como acciones razonables, y en el caso del hombre bueno, es estas mismas cosas bien y hermosamente, y cada uno se realiza bien según su propia virtud. Así resulta que el bien del hombre es una actividad del alma de acuerdo con la virtud, y si las virtudes son varias, de acuerdo con la mejor y más perfecta, y además durante una vida entera. Porque una golondrina no hace verano, ni un solo día, y así tampoco ni un solo día ni un instante bastan para hacer a un hombre venturoso y feliz." 
*
"La actividad más preferible para cada hombre será, entonces, la que está de acuerdo con su propio modo de ser, y para el hombre bueno será la actividad de acuerdo con la virtud. Por tanto, la felicidad no está en la diversión, pues sería absurdo que el fin del hombre fuera la diversión y que el hombre se afanara y padeciera toda la vida por causa de la diversión. Pues todas las cosas, por así decir, las elegimos por causa de otra, excepto la felicidad, ya que ella misma es el fin. " 

Todas las citas fueron tomadas de "Ética nicomáquea-Ética eudemia", de Aristóteles. Editorial Gredos. La traducción es de Julio Pallí Bonet.

P.D: Ann Peebles  "Trouble heartaches & sadness"

10 comentarios:

  1. La felicidad, ¿Fin último de la existencia? ¿Cómo lograrla? ¿Puede alcanzarse?
    Hacer lo que te agrada, desear lo posible, aceptar algunas realidades y transformar otras, son posibles claves para ser feliz.
    La reflexión,la acción, la creación y el disfrute de lo creado, conducen a la realización, lo cual puede asimilarse a la felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otra forma de verlo, a veces olvidamos que la felicidad reside en nosotros mismos. Quizá una de las lecciones más importantes de nuestra vida, es primero aprender a ser feliz.
      Muchas gracias por tu aportación Francisco.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Muchos párrafos entresacados,que nos inducen a la pesada carga de los pensamientos.Tanta hondura me abruma en una época que personalmente me seduce más la liviandad de una felicidad menos reflexiva.Curiosamente releí la famosa ética de Aristóteles,porque toda la teoría del valor está condensada en algunos de sus pasajes,de forma confusa por cierto.Teoría sobre las que muchas veces se construyó el sueño de la sinrazón.Me alegra mucho tu vuelta,Maribel.A veces te haces dura de leer,no por tu prosa que es excelente,sino por los asuntos de tanto calado con los que nos azuzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable Sergio. Realmente no me he leído esta magna obra, sólo sus textos sobre la felicidad de los cuáles extraje estos fragmentos. Cayó en mis manos porque estoy coleccionando libros de grandes pensadores y le dediqué unos días a éste en concreto. Ultimamente no dispongo de mucho tiempo.
      Reitero mi agradecimiento por tus amables palabras.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Yo simplemente me limitaré a leer tus subrayados y a decirte que estoy más que feliz con tu regreso, mi querida Marybel.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentimiento recíproco. Muchas gracias Fer"
      Besos!!

      Eliminar
  4. Leyéndolo me ha venido a la cabeza todo lo contrario, aquello de la banalidad del mal a la que se refería Hannah Arendt. Y también se ven claras las influencias de Aristóteles en la teología cristiana, con Santo Tomás de Aquino como recogedor de aquel ideario tan antiguo pero tan certero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalemente de acuerdo. Como siempre, un placer tenerte por aquí.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. "Sería absurdo que el fin del hombre fuera la diversión..."
    Hola, Marybel, saludos.
    La verdad es que reconforta leer a los clásicos, perderse en su sensatez, en su pensar.
    La sensación es que, ahora mismo, en nuestra época, sólo sirve la distracción, la evasión, el "Mírame" del que hablaba Jose Angel González en un magnífico artículo en 20minutos.es ("Adiós, empatía; hola, narcisimo" creo que es el título).
    Sólo apuntar que en este texto. dedicado a su hijo Nicómaco, es bonito leer que "la actividad más preferible para cada hombre será, entonces, la que está de acuerdo con su propio modo de ser" (con su naturaleza). Eso es y será el ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mientras te leía me preguntaba ¿qué es la felicidad? y me iba dando respuestas para acabar llegando a la conclusión de que la felicidad no es una única y esa, hay muchas felicidades que seguramente son diferentes para cada uno de nosotros y que en el fondo como tú dices, reside en cada uno de nosotros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar